Blog

Cómo escribir un buen relato corto según una filóloga

¿Cómo escribir un buen relato corto? Es una pregunta que nos hacemos todos los aficionados a la escritura.

Muchos dirán que la respuesta a esta cuestión siempre será siempre subjetiva, porque para empezar todos tenemos  distinta opinión sobre lo que es un buen relato. No obstante, me atrevo a decir que algunas respuestas están más fundadas que otras.

En mi caso, por ejemplo, no publico nada que no considere bueno, y para saber si mis relatos cumplen un mínimo de calidad literaria muchas veces le pido opinión a mi amiga Sandra, que para eso es filóloga, escritora y bloguera (puedes disfrutar de sus relatos en lalocuradetuvida.blogspot.com.es ).

Como Sandra siempre me da muy buenos consejos, me pareció buena idea hacerle una entrevista sobre cómo escribir un buen relato corto. Ella ha accedido amablemente a contestar mis preguntas y  ha aguantado de forma estoica mi insistencia para tener las respuestas cuanto antes. Este es el resultado:

¿Cómo escribir un buen relato corto? Entrevista a una filóloga

Para empezar, ¿qué es un relato corto? Quiero decir, ¿hay algún límite de palabras para considerar un relato corto?

Los límites, en general, sobre la extensión de los relatos para etiquetarlos de un modo u otro suelen ser difusos. Podemos hablar de microrrelatos de cuatro o cinco palabras y hablar también de microrrelatos de 6 líneas, ¿verdad? Pues con los relatos cortos sucede lo mismo. Además, hay que tener en cuenta que un relato corto no se define en sí mismo por su extensión, sino porque suele centrarse en una idea concreta y todos los elementos narrativos están a su servicio. Algunos escritores han comparado un relato con una fotografía en la cual tenemos toda la información de un momento. Sin embargo, el relato suele tener un golpe inesperado o giro argumentativo al final que sorprende al lector y crea una pequeña catarsis.

¿Cuáles son los ingredientes para escribir un buen relato corto?

No hay una fórmula mágica. Pero sí es importante que los personajes sean creíbles y que haya algún giro al final que sorprenda al lector.

¿Qué debe tener claro el escritor antes de sentarse delante del ordenador?

Eso depende de escritores. Hay quien lo tiene todo claro y fijado cuando se sienta a escribir, y por tanto, en ese momento solo se dedica a darle cuerpo. Y hay quien tiene clara solo la trama principal y se sienta a escribir, de manera que va aclarando todos los puntos que el otro escritor ya tenia claros a medida que va escribiendo y descubriendo lo que la historia y los personajes le piden. Son modos distintos y ambos igualmente válidos. Personalmente, no tengo uno preferido. Cada relato es un mundo y necesita un modo de funcionamiento distinto.

¿Cómo poner un buen título?

Suelo dejar los títulos para el final, de modo que lo que hago es releer bien la historia y quedarme con una idea, o con algo que me trasmita el relato para poder plasmarlo en el título. Pero la verdad es que también hay ocasiones en las que el título surge en pleno proceso de escritura. En esas ocasiones simplemente hay que aprovecharlo, aunque esos títulos no siempre son definitivos.

¿Para ti en un relato es más importante la trama o el estilo?

Ambos son necesarios. El relato queda incompleto si tienes uno y el otro no. Una buena trama mal escrita se queda en nada. Y viceversa.

Inicio, Nudo y Desenlace, ¿hacen falta siempre?

No siempre ni necesariamente en ese orden. Tal vez podríamos omitir el inicio o planteamiento si empezamos el relato in medias res. Y luego, hay otros estilos, como cuando escribimos usando flashbacks, en los que la línea temporal es flexible y por lo tanto, se diluyen las partes.

¿Debe  primar la narración sobre el diálogo o el diálogo sobre la narración?

Ambos son necesarios y complementarios. Pero si se quiere agilizar el relato, el diálogo es más efectivo.

¿Crees que lectores y escritores tienen el mismo concepto de calidad? Estoy pensando en esos libros que se convierten en bestsellers a pesar de las malas críticas.

La gente busca entretenimiento cuando lee. De ahí que libros con malas críticas se conviertan en números uno de ventas. Se lee lo que a uno le gusta y no necesariamente lo que tiene mayor calidad. Como lectora, no siempre me apetece leer autores como Chirbes o como Conrad, por ejemplo, que son magníficos pero requieren un lector muy atento. A veces los lectores agradecen algo menos profundo pero más entretenido o de lectura más fácil. De ahí los éxitos de ventas de algunas novelas (y de las promociones editoriales, no nos engañemos).

¿Es mejor escribir el relato en tercera persona o en primera?

No creo que haya una forma mejor que otra. Cada historia requiere un tipo de narrador.

Cómo escritora, ¿dónde encuentras inspiración para tus relatos?

Como diría un señor de la tele, todo está en los libros. Lecturas, cine, música, noticias… todo puede aportar inspiración. Incluso, los sueños sirven a muchos escritores.

¿Es importante tener claro el final del relato antes empezar a escribir?

Para mí, no. Hacerse una idea de cómo queremos que evolucione todo sí, pero decidir un final concreto desde el principio me parece limitarse y cerrarse puertas. Aunque, evidentemente, cada escritor es un mundo y yo, sin duda, soy escritora de brújula y no de mapa.

¿Tienes algún esquema de trabajo a la hora de hacer un relato? ¿Cómo es?

Normalmente me planteo la trama principal y los detalles que me parezcan importantes. Después hago un primer borrador y a partir de ahí ya es cuestión de trabajar el relato y añadir detalles y recursos que lo enriquezcan y lo hagan más interesante.

¿Cuánto puedes tardar en escribir un relato?

Desde una tarde hasta varias semanas. Todo depende del tiempo que pueda dedicar a escribir y de lo que me convenza lo que voy escribiendo. Soy de las que revisa y  vuelve a revisar mil y una veces.

En tu opinión, ¿cuáles son los errores más habituales en un relato corto?

Cada cual considera como error una cosa. Pero en mi opinión, hay errores bastante habituales como no respetar la consecutio temporum o que el narrador cambie de focalización. Y luego hay quien confunde relato corto con dejar caer una idea. Me explico, estoy hablando de relatos que plantean una trama o una idea que pueden ser interesantes, pero no hay un desarrollo. Cuentan su idea pero no cuentan la historia, faltan detalles, faltan diálogos… en definitiva, pasan de puntillas.

Muchas gracias, Sandra, por el tiempo que te has tomado en responder a esta batería de preguntas sobre cómo escribir un relato. Por mi parte creo que me he aficionado a las entrevistas y dado que este es el rinconcito de consejos para blogueros y escritores amateur espero poder seguir entrevistando a gente que tenga algo interesante que decir.

Para no perderte nada suscríbete a  mi newsletter a través del formulario que tienes en la barra de arriba.

(Visited 75 times, 1 visits today)

Responder

Tranquilo, no se publicará tu dirección de correo