Blog

El chico que no podía dormir

A veces no puedo dormir.

El sueño se resiste a meterse en mi cama; no importa lo cansado que esté ni lo larga que haya sido la jornada. Cierro los ojos e intento dejar mi mente en blanco: nada.

Hace tiempo que el reloj dio la medianoche. Quisiera levantarme, pero las sabanas me aprisionan. Quisiera gritar, pero todos duermen. Todos menos yo.

Paso noches enteras en vela peleando contra el Insomnio, esperando que llegue el amanecer. El insomnio me acorrala con su espada. Me dice que no me mueva, que no respire, que no diga nada. Paso así muchas noches, créeme; pero esta noche no.

Otras noches me habría quedado tumbado, escuchando los sonidos del silencio y lamentándome de mi suerte.

Pero esta noche no.

Esta noche el Insomnio escuchará mis palabras. Hoy por fin la pluma gana a la espada. Esta noche empiezo a escribir…

Hola Mundo.

(Visited 35 times, 1 visits today)

Un comentario en “El chico que no podía dormir”

Responder

Tranquilo, no se publicará tu dirección de correo