Mi web ha estado alojada en Hostinger desde abril y espero poder cambiar de hosting este mismo mes. Ya habrás deducido que mis opiniones sobre Hostinger no son las mejores. No obstante, si has llegado hasta aquí preguntándote si Hostinger es bueno, creo que mereces una respuesta más detallada. Por eso voy a contarte los pros y contras de este servicio de hosting.

Hostinger: opiniones personales

Antes de nada quiero aclarar mi caso. Elegí Hostinger por su plan de hosting gratuito. Es el plan que tengo a día de hoy, aunque como ya he dicho al comienzo, espero pasarme a uno de pago en otra compañía. Luego explicaré por qué.

El principal motivo para escoger Hostinger y no otro hosting fue el dinero. escritorfantasma.es no deja de ser un hobby con el que, de paso, espero generar unos ingresos extra. Así que me pareció que para mis primeros pasos estaba bien empezar con un hosting gratuito. Más tarde ya vería si merece la pena pasarme a un plan de pago.

Lo que ofrece el plan gratuito de Hostinger

El Hosting gratuito de Hostinger ofrece las siguientes características:

  • 2.000 MB de Espacio en Disco
  • 100 GB de Ancho de Banda
  • Un subdominio Gratuito
  • 2 Bases de Datos MySQL
  • 2 Cuentas de E-mail
  • Creador de Sitios
  • Instalador Automático
  • Servidores Menos Estables
  • Soporte de Menor Prioridad
  • Sin Copias de Seguridad

A mis ojos inexpertos las cifras no estaban mal. Claro que no sabía si 2000 MB de espacio en disco y 10 GB de Ancho de Banda eran mucho o poco. Si estás tan perdido en esto cómo lo estaba yo, hay dos cosas que debes saber:

  1. El espacio en disco determina cuánto puede ocupar tu web. Por ejemplo, una web con decenas de páginas y llena de imágenes necesitará mucho más espacio que una web sencilla con tres páginas. Si llegas al límite no puedes seguir añadiendo contenidos a tu web.
  2. El ancho de banda indica la cantidad de datos que puede enviar una web. Para simplificar, esto determina el volumen de tráfico (número de visitas) que puede soportar tu web. Si te pasas del límite, la web se cae, lo que quiere decir que nadie puede acceder a ella durante un rato (hasta que el proveedor de hoting solucione el problema).

Aclarado esto, vamos ya con las ventajas y desventajas de Hostinger según mi humilde opinión.

Ventajas de Hostinger

Alojamiento gratuito: sí, sin duda esta es la principal ventaja de Hostinger y la que hace que muchos novatos lo elijan como primera opción.

Funcionamiento sencillo: en mi post Cómo crear una web profesional desde cero explico cómo alojé y creé mi web en  Hostinger después de haber comprado el dominio en Hostalia. El proceso es sencillo. No hay que ser un experto en informática para tener tu propia web en poco tiempo.

Panel de control: una de las cosas que más me gusta de Hostinger es su panel de control. Resulta bastante intuitivo y es fácil encontrar cualquier opción.

Correo gratis: el plan de Hosting Gratuito ofrece dos cuentas de correo, algo que no encontramos en otros alojamientos gratuitos.

Acceso a FTP: otro detalle que tampoco aparece en otros alojamientos gratuitos. Eso te permite acceder y modificar libremente todos los archivos de tu web. Es un detalle que agradeces si quieres aprender o simplemente te gusta trastear.

Programa de afiliación: al crear una cuenta en Hostinger te dan un enlace de afiliado para que otras personas se registren. Si consigues que más personas usen Hostinger recibes varios premios, desde una mejora en tu plan de Hosting hasta dinero en efectivo.

Estos son los puntos a favor, que no son pocos. Ahora toca el turno de mis opiniones negativas sobre Hostinger.

Desventajas de Hostinger

Servidor lento: todos los análisis de velocidad de mi web coinciden: mi servidor es demasiado lento. Por eso a veces las páginas tardan demasiado en cargar (si te ha pasado al entrar en este post te agradezco la paciencia 😉 ). , algo que no hace mucha gracia a los visitantes  y que sin duda está perjudicando mi posicionamiento.

Caídas MUY  frecuentes: es matemático, en cuánto empiezo a recibir varias visitas a la vez, la web se cae. Me pasa por ejemplo cuando muevo alguno de mis artículos por Meneame. Que se te caiga la web cuándo está recibiendo visitas es lo peor que te puede pasar, y con Hostinger me ocurre a menudo. Muchas veces basta con tener más de 20 personas navegando por mi web para que se vaya al carajo. Ese  y no otro, es el principal motivo de que vaya a buscar otro hosting.

Pero no solo tengo problemas cuando el tráfico web sube un poco. También aparecen  fallos cuando subo imágenes a la web o hago algún cambio. Lo malo no es que el servidor se caiga de vez en cuando, sino que lo haga en el peor momento.

Soporte deficiente: el soporte que proporciona Hostinger en su plan gratuito no es ninguna maravilla. No es raro tener que esperar más de un día para que me respondan a alguna consulta, y las respuestas dejan que desear.

Hostinger trabaja como esas operadoras de telefonía que tiene a su personal de atención al cliente en Latinoamérica. El español que hablan allí no es el mismo que el de aquí. Eso provoca varios problemas de comunicación, sobre todo cuando te comunicas mediante mensajes y no por teléfono (Sí,  no hay soporte telefónico).

Sin copias de seguridad automáticas: los hosting de pago hacen copias periódicas de las webs que alojan. Así, si tienes cualquier problema puedes restaurar una versión reciente de tu sitio. Si el alojamiento es gratuito, eres tu quien tiene que preocuparse de hacer backups cada cierto tiempo.

Migraciones difíciles: *(Nota: añado esta desventaja tras haber hecho el cambio de Hostinger a otro alojamiento). Si tienes tu web alojada en Hostinger y quieres llevarla a otro sitio debes saber que no te van a facilitar las cosas. Yo lo tuve complicado para tener una copia actualizada de la web. Por algún motivo no me dejaba porque decía que pesaba demasiado. Tampoco funcionaban los plugins de backups para WordPress. Al final tuve que coger un backup antiguo y bajarme algunis ficheros del FTP. En fin, una odisea para algo que en otros hostings es cosa fácil y habitual.

Entonces, ¿Hostinger es bueno?

Pues para mi NO lo es, pero a ti te animo a probarlo y que saques tus propias conclusiones.

A ver, entiendo que ofrecen hosting gratuito y que, como dice el refrán, a caballo regalado no le mires diente. Pero también entiendo que si lo hacen es para promocionarse y que nos acabemos pasando a cualquiera de sus planes de pago. En mi opinión, para que esto pase pueden ocurrir dos cosas:

  1. Que tras probar el hosting gratuito, veas que Hostinger es bueno y decidas pasar a la opción de pago.
  2. Que las limitaciones de su hosting gratuito te obliguen a pasar a un plan de pago en poco tiempo.

En el primer caso te cambias por convicción, en el segundo por obligación. Hay una gran diferencia.

Mi caso ha sido el segundo. Está claro que por las características de mi web voy a tener que pasar por caja. Pero tras probar el hosting gratuito y tener una experiencia poco satisfactoria tengo dudas de que sus planes de pago cumplan mis expectativas. Así que prefiero pasarme a otro hosting de mejor fama.

Quizás pienses: “pero es que el hosting es gratis, no puedes pedir que sea una maravilla porque entonces nadie se pasaría al plan de pago”. Estoy de acuerdo, pero míralo por otro lado. Imagina que vas a una cata gratuita de vinos y te dan a probar uno de los vinos más flojos (o sea de los más baratos). Luego te piden que compres uno  de los caros prometiéndote que será mucho mejor que el que has probado. ¿Lo harías?

Me parece que si ofreces algo de prueba esperando que la gente lo compre, tienes que dar algo bueno. Sinceramente creo que sería mejor ofrecer un buen alojamiento gratuito durante un tiempo determinado, para que la gente lo pruebe, y después empezar a cobrar si el usuario quiere seguir usándolo.

Y hasta aquí mis opiniones sobre Hostinger, si te ha gustado el artículo, por favor comparte. Ahora abro el debate, ¿qué te ha parecido mi análisis? ¿Recomiendas algún hosting?

*Actualización: 28/07/2016. 

Finalmente cumplí mi palabra y hace una semana que no uso Hostinger. Ahora tengo mi web alojada en Hostgator y estoy la mar de contento. No solo no he experimentado ninguna caída o fallo si no que noto como la velocidad de la web ha mejorado bastante. Si antes mi home podía tardar hasta seis segundos en cargar, ahora la mayoría de las veces lo hace en menos de tres.

Ahora debo decir que no elegiría Hostinger para ningún proyecto que tuviera visos de crecer. En resumen, muy contento con el cambio.