Con la llegada de Internet las leyendas urbanas han encontrado el mejor medio para transmitirse. Día a día vemos bulos de Internet en Twitter, aparecen en nuestros feeds de Facebook, se comparten en los grupos de WhatsApp… Tal vez no vayan a entrar en la historia de la literatura, pero estas historias de ficción tienen su encanto (al menos para mí).

Por eso he decidido recopilar aquí todas las leyendas urbanas cortas que voy leyendo o escuchando. Y este post, que se irá haciendo más grande con el tiempo, es el resultado. Espero que lo disfrutes. Por supuesto, lo que viene a continuación son historias ficticias o hechos muy exagerados. ¿O no? 😉

Recopilación de leyendas urbanas cortas y bulos de Internet

Cocodrilos en las cloacas

Las cloacas de New York están llenas de cocodrilos. ¿Cómo es posible que ocurra esto en la capital de Occidente? La culpa la tiene esa moda de tener a crías de cocodrilo como mascota. De pequeñas son muy monas, sí; pero cuando crecen no hay quien las tenga en casa, así que sus dueños las acababan tirando por el retrete. De ahí a crear su propio imperio reptil en el subsuelo hay un paso.

Elvis Presley

Aunque oficialmente murió en 1977, no son pocos los fans que creen que Elvis sigue vivo y coleando. Según ellos su muerte fue un montaje para huir de la Mafia (que le habría amenazado por colaborar con los federales). Desde entonces ha habido supuestos avistamientos de El Rey en supermercados, autopistas, aeropuertos e islas paradisíacas. Las teorías más habituales lo sitúan viviendo un retiro dorado en Argentina.

Famosos vivos

Elvis Presley no es el único caso de famoso que podría seguir vivo y escondido en alguna parte del planeta. A la lista de celebridades que habrían fingido su muerte se añaden personajes tan variopintos como Michael Jackson, John Lennon, Pedro Infante (famoso cantante mexicano), Osama Bin Laden o Jesús Gil.

Formula de la Coca Cola

El secretismo más absoluto rodea a la fórmula de la Coca Cola. Se dice que solo la conocen siete personas en todo el mundo, que el ingrediente secreto es cocaína (de ahí que sea adictiva), sangre, placenta humana o algo peor. También cuentan que se usa para ablandar carne, limpiar las baldosas y eliminar el óxido del metal.

La chica de la curva

Varios camioneros cuentan haber recogido a una misteriosa autoestopista mientras conducían de noche por una carretera solitaria. La chica va vestida de blanco y apenas abre la boca durante todo el trayecto, provocando cierta incomodidad al conductor. En un momento dado, la chica dice: “cuidado, en esa curva me maté yo”. El conductor se gira para mirar a la chica, pero esta ha desaparecido. Sobresaltado, vuelve a fijar la vista en la carretera, y pega un volantazo al ver que está a punto de salirse de la carretera. Algunos consiguen evitar el accidente y otros no tienen tanta suerte.

Lentillas

Todos los oftalmólogos coinciden en que NO hay que dormir nunca con las lentillas. Algunas personas que cometieron el error de dejárselas puestas para acostarse se despertaron ciegas al día siguiente. Aunque no hay que creerse todos los testimonios que aparecen en internet, en este caso el riesgo es real.

Más fantasiosa es la historia de una chica que vio como sus lentillas se fundían por acercarse demasiado a una barbacoa.

Orina de rata en tu refresco

Las condiciones sanitarias en las que se producen algunos refrescos dejan mucho que desear. A veces las fábricas están infestadas de ratas, y las latas que luego consumimos pueden tener un ingrediente no deseado: orina de este animal. Incluso se habla de personas que han muerto tras beber un refresco que llevaba orín de rata, aunque los médicos aseguran que esto es altamente improbable.

Pechos explosivos

Viajar en avión puede ser una experiencia de alto riesgo para las chicas que se han operado al pecho. Al parecer, algunas prótesis de silicona no soportan las altas presiones que se dan durante el vuelo y explotan al llegar a cierta altura. Esta leyenda urbana siempre se cuenta poniendo a alguna famosa de protagonista. En nuestro país el honor recayó sobre Ana Obregón. Pero tranquila, las posibilidades de que algo así ocurra en la realidad son nulas.

Polybius

Polybius era el nombre de un vídeojuego que apareció durante el auge de los salones recreativos. Quienes jugaban a este juego de acción aparentemente inofensivo sufrían toda clase de efectos secundarios: terrores nocturnos, dolores de cabeza, ataques epilépticos… La muerte de un niño provocó la retirada de esta máquina recreativa, que según dicen era en realidad un proyecto de control mental del gobierno estadounidense.

Tráfico de órganos

En algunas discotecas aparecen mujeres muy atractivas y misteriosas. Aparentemente se dedican a seducir a hombres incautos. Les drogan echándole algo en la bebida, y luego les llevan a un motel. Allí esperan sus compinches, que han montado un improvisado quirófano. Sin tiempo que perder le extraen al inconsciente algún órgano vital (los riñones son sus favoritos). Después le cosen y le abandonan en una bañera con agua fría. Los traficantes de órganos más caritativos dejan una nota a la víctima aconsejando le que vaya al hospital.

Verónica

Nunca debes ponerte delante de un espejo y repetir nueve veces Verónica. Si lo haces, el espectro de Verónica se aparecerá y te matará. Es su forma de vengarse de quienes se burlan de los fantasmas. La propia Verónica murió mientras hacía una Ouija, y su alma quedó atrapada en nuestro mundo. Otros nombres que se le dan a la protagonista de esta leyenda urbana son María Sangienta o Bloody Mary.

Viajeros del tiempo entre nosotros

¿Se puede viajar en el tiempo? Los científicos no se ponen de acuerdo, pero algunas personas afirman que ya hay noticias de viajeros temporales entre nosotros. Como prueba muestran imágenes de personas que aparecen en fotos antiguas llevando móviles y otros dispositivos tecnológicos que se inventaron muchos años después.

Una de las historias de viajeros en el tiempo más conocidas es la de John Titor, que se hizo famoso en un foro de internet afirmando ser un viajero del año 2036. Titor dio muchas informaciones sobre el futuro, algunas erróneas (el CERN debería haber descubierto el viaje en el tiempo en 2001) y otras acertadas (la llegada de la crisis, un presidente negro en EEUU..). Luego, desapareció sin dejar rastro.

Walt Disney

El genio de los dibujos animados murió en 1966 a causa de un cáncer de pulmón. O eso es lo que dice la versión oficial. La leyenda urbana, por otro lado, sostiene que en la actualidad está criogenizado en algún lugar secreto de Estados Unidos, esperando revivir cuando se encuentre la cura para su enfermedad.

Seguro que me dejo fuera un montón de leyendas urbanas cortas, así que si echas en falta alguna te agradecería que me lo dijeras en los comentarios. Eso es todo por ahora, recuerda que si no compartes este post con 12 amigos durante las próximas 24 horas, la terrible maldición del Escritor Fantasma caerá sobre ti. ¡Avisado quedas!